Existen momentos en que los supervisores solicitan a los empleados completar una serie de tareas en un corto periodo de tiempo. Esto porque se presentó un nuevo proyecto o porque el mercado exige ser más competitivo, lo que genera lo llamado trabajar bajo presión

LEA TAMBIÉN: CÓMO CUIDAR LA VISTA AL TRABAJAR DESDE CASA

¿Qué significa trabajar bajo presión?

Es una situación que se genera más que todo en momentos de crisis o de emergencia, en donde la empresa con el personal que cuenta los manda a realizar múltiples actividades en corto tiempo. Esto ante la falta de empleados para optimizar las responsabilidades. 

Claro, existen formas para trabajar bajo presión, controlando las consecuencias que esto genera como lo es el estrés. La planificación, organización, priorizar y capacidad de concentración son factores que fomentan el nivel de rendimiento en tiempos muy cortos. 

Tips para trabajar bajo presión

Ante esto, te daremos algunos consejos sobre cómo laborar bajo presión sin perjudicar tu salud. 

Organizar tu tiempo 

Organiza tu tiempo, diferenciando cuáles tareas son las más importantes y de prioridad alta. Una vez ubicadas podrás completarlas en la mañana, que es el momento donde la creatividad y productividad son más altas.

Ordena

Realiza las actividades en orden, no inicias otra si no has culminado la anterior. Evita las interrupciones para que no pierdas tu concentración. 

Ejercicios de relajantes

Haz ejercicios que permitan disminuir el estrés como los respiratorios que ayudan a normalizar tu frecuencia cardíaca y reducir la sensación de ansiedad.

Actividades físicas

Trabajar bajo presión causa tensión que se acumula en diversas zonas del cuerpo. Por ello, para liberarla puedes ejercitarte antes o después de culminar tu jornada laboral, por lo menos dos o tres veces al día. 

Gimnasia aeróbica, yoga, meditación son actividades que te permitirán deshacerte del estrés.

Postura optimista

Las actitudes negativas ante la realización de alguna tarea, apertura inseguridades y desconfianza. Ahora, si mantienes una conducta positiva, puedes visualizar cada reto en una oportunidad de mejora. 

Si tu inteligencia emocional se mantiene equilibrada, tu rendimiento podrá aumentar en situaciones de mucha exigencia.. 

Desconéctate 

Puedes descansar, por lo menos 10 minutos, por cada media hora de trabajo continuo para equilibrar el aspecto laboral con el de ocio, y así animarte un poco; olvidarte de la tarea que hacer por un momento corto. 

Entre las actividades que te pueden entretener están las artísticas, las deportivas, compartir con tus amigos, mirar series, escuchar música, navegar por internet…

Anticípate a futuras situaciones

Planea una solución para los momentos adversos o retos que se te presenten, que podrían perjudicar tu jornada laboral. Revisa que todos los archivos estén culminados, ordenados correctamente y los puedas ubicar en un solo lugar fácilmente. 

Asimismo, verifica tu agenda, las reuniones, entre otras tareas para tener una respuesta de respaldo en caso de… mientras más soluciones tengas, más rápido podrás hacerle frente a las metas diarias.


Sigue estas recomendaciones y el trabajo bajo presión ya no se te hará tan tedioso y estresante. Para conocer temas como este, visita nuestra web y explora nuestras secciones. Suscríbete a nuestro canal de Telegram y síguenos en las redes sociales: 

Recomendaciones para trabajar bajo presión

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing