A raíz de la reciente pandemia que ha perjudicado la economía y la vida diaria de muchos, numerosas marcas han ideado productos acordes a las circunstancias para ayudar a su público y mantenerse a flote. Uno de esos productos es la visera protectora.

LEA TAMBIÉN: NEGOCIOS EXITOSOS QUE SURGIERON DURANTE UNA CRISIS

La importancia de la pantalla protectora

Este artículo cuenta con ciertas ventajas a diferencia de la mascarilla. Son cómodas, ofrecen mayor protección, ya que cierra las aberturas que permitirían el contagio de COVID-19; evitando que el usuario se toque la cara. Permite una mejor comunicación, es reutilizable y puede limpiarse con jabón y desinfectantes comunes.

De hecho, un estudio señala que las pantallas plásticas redujeron un 94 % la exposición de las partículas diminutas que se expulsan al toser o estornudar a una distancia de 46 cm.

Sin embargo, la efectividad de la visera protectora dependerá del contexto. Por ejemplo, si el usuario se encuentra enfermo, es recomendable que utilice la mascarilla, ya que al momento de toser o estornudar las partículas quedarán almacenadas en la misma.

Eso no sucedería con la visera porque esas gotas diminutas se quedarían atrapadas bajo la misma, en el espacio donde se inhala o en la zona en donde se curvea para proteger las orejas. 

Todo esto dependerá, claramente, de la distancia que existe entre dicha curvatura y las orejas, y cuan tan separada está la zona inferior de la visera con la barbilla.

La visera protectora de Francis Murillo 

Francis Murillo es una arquitecta que lleva seis años desarrollando decoraciones de interiores, maquetas y regalos ejecutivos mediante cortes de láser e impresión 3D, pero nunca pensó que la experiencia con tales artefactos aumentaría sus ingresos tras la llegada del coronavirus a Venezuela. 

Tras pocas semanas de la aparición del patógeno a la nación, Murillo creó más de 8.000 viseras protectoras para el personal médico para que estos pudieran atender a los afectados. 

Según manifestó ella, “Todo comenzó con el llamado de la organización Code4Venezuela y desde ese momento ideé una sala ensambladora para poder imprimir las pantallas plásticas”.

LEA TAMBIÉN: CASOS DE ÉXITO EN PANDEMIA: CLASES EN LÍNEA CON ANTONIO DÍAZ

Poco tiempo después, dice Murillo, les llegaron, a través de donaciones, enormes bultos de materiales necesarios para producir las viseras a gran escala. “Luego, contactamos a médicos para que nos dijeran cuáles hospitales y carpas de pruebas las necesitaban, y cuál era su ubicación para poder enviarles la mercancía”.

Durante los primeros meses las viseras protectoras fueron donadas, pero Murillo decidió cambiar su modelo a compra-donación, es decir “por cada adquisición que hagas, donas una”, explicó. 

El cambio se debió a que estaba comenzando a recibir solicitudes de presupuestos, además que quería enfocarse en producir un inventario.

No te quedes con la curiosidad, ¿quieres saber más sobre este y otros temas? Entonces visita 786magazine, explora nuestras secciones y disfruta de contenidos interesantes. Suscribete a nuestro canal de Telegram y síguenos en redes sociales: 

Visera protectora para la pandemia

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing