En el mundo del marketing es común la implementación de estrategias que puedan vender y atraer a las personas a nuestra marca o negocio. En la mayoría de los casos, el objetivo es generar conversiones que se traducen en clientes o consumidores potenciales del producto o servicio. Para ello, se debe implementar un procedimiento que permita generar valor en cada una de sus fases; eso es lo que se conoce como embudo de ventas o funnel de conversión. Pero, ¿a qué se refiere exactamente este término?

Eso es justamente lo que desarrollaremos el día de hoy, con el fin de entender mejor qué es el embudo de ventas, las etapas que lo conforman y los beneficios que aporta este para una empresa.

¿Qué es el embudo de ventas?

Cuando se habla de embudo de ventas se hace referencia al proceso en el que una empresa proyecta y crea los procesos para ponerse en contacto con los diferentes clientes y así llegar a cumplir un objetivo final, que bien, puede ser la conversión de compradores, lograr un registro, cerrar una venta, entre otros.

El embudo de ventas, también conocido como “funnel de ventas o embudo de conversión”, no es otra cosa que los pasos o fases mediante el cual las empresas descubren, evalúan y venden sus productos y servicios a sus clientes potenciales. Es decir, transferir a la mayor parte de prospectos hacia la parte final del embudo para aumentar las conversiones y por supuesto las ventas.

Las fases que comprenden al embudo de ventas son:

  1. Dar a conocer la marca: en esta primera fase de adquisición se emplean las estrategias de marketing necesarias para poder ganar visibilidad y atraer más visitas a nuestro sitio web.
  2. Ganar confianza de la audiencia: para ello, es necesario causar buena impresión, generando seguridad desde la primera vez que visiten nuestro sitio web. La idea es activar el interés del usuario.
  3. Retener el usuario: en esta fase del embudo el visitante nos considera una opción para realizar la compra. El objetivo de este punto es conseguir que pasen el mayor tiempo posible en nuestra web a través de registros para poder realizar seguimiento.
  4. Concretar ventas: llegamos al punto que se busca desde un principio: convertirlos en clientes reales. Para eso es necesario hacer esta tarea lo más sencilla, amena y fluida posible, para evitar que el cliente desista por convertirse en un proceso complejo para él.
  5. Referir: en esta última fase hay que garantizar de que el cliente quiera volver y se convierta en punto de referencia de nuestro producto o servicio. Es por eso la importancia de que se sientan complacidos con la compra y el proceso, para que se logre así la recomendación.

Beneficios del embudo de ventas

Son múltiples los beneficios que aporta la implementación correcta del embudo de ventas en una empresa o marca. Estos son algunos:

El embudo de ventas es una estrategia de marketing importante para desarrollar el acercamiento con lo que quiere el cliente, a fin de garantizar productos y servicios de calidad, y a su vez, generar más ventas y el posicionamiento de la marca. Para acceder a más contenido sobre marketing y emprendimiento, sigue leyendo nuestra revista: 786Magazine.com.

Facebook: 786Magazine
Instagram: @786.Magazine
Twitter: @786_Marketing
LinkedIn: 786-magazine
Telegram: Magazine786