Publicidad

Home

Publicidad

Fuentes de inspiración para generar contenido creativo

Tabla de contenidos

Publicidad

Nuestra Portada de este mes

Publicidad
Portada Mmz Mayo 2024
Publicidad
Inspiración
Publicidad

Algunas de las obras artísticas o de las creaciones más importantes de la humanidad han nacido en un momento de inspiración. Cuando una persona está inspirada y deja volar su imaginación, puede llegar a ser capaz de lograr cualquier objetivo que se proponga. Pero, como no siempre es fácil alcanzar ese estado sublime de inspiración, en este artículo, compartiremos contigo algunas de las fuentes de inspiración más comunes para crear contenido creativo.

¿Qué es la inspiración?

Antes de llegar a las fuentes que pueden ayudarte a inspirarte, conviene comenzar por lo más fundamental: ¿qué es la inspiración?

  • La inspiración es un proceso detonado por un estímulo interno o externo mediante el cual una persona gesta una nueva idea.

Esta idea puede manifestarse en forma de algún tema, una intención o el ánimo por hacer algo, como solucionar un problema o realizar una obra creativa. Por ejemplo, escribir un libro, pintar un cuadro, crear un nuevo producto y mucho más.

Ahora que ya sabes qué es la inspiración, veamos algunas fuentes de donde puedes obtenerla, especialmente si deseas crear contenido creativo para tus plataformas digitales.

5 fuentes de inspiración para crear contenido creativo

A veces, nuestra mente se bloquea y se nos hace imposible avanzar en el proceso creativo. Es en esos momentos en los que nos viene como anillo al dedo una buena fuente de inspiración, así que, si eres un creador de contenido, las siguientes fuentes de inspiración pueden ser tu salvación durante un momento de bloqueo creativo:

1. Tu contenido anterior

Repasar el contenido que ya has creado anteriormente, especialmente el que le gustó a tu audiencia, puede ser una buena fuente de inspiración. Al hacerlo, puedes ver qué contenidos faltan, encontrar temas que no hayas desarrollado y que tengas la oportunidad de explorar más a fondo, actualizar información que haya caducado, entre muchas otras posibilidades. Lo mejor de todo esto es que lo harás dentro de tu propia línea de contenido, por lo que tus nuevas creaciones se mantendrán en la misma línea que ya le gusta a tu público.

2. Lo que dice tu audiencia

La interacción en las plataformas digitales es una buena herramienta para conseguir inspiración. Los comentarios de tu audiencia, tanto positivos como negativos, pueden darte una idea de lo que estás haciendo bien y lo que no, qué les gusta, qué no les interesa, lo que atrae, mantiene la atención y qué les aburre. Esa información es muy valiosa debido a que te permite tener una idea más clara del camino que debes seguir para mejorar tu contenido; todo esto mientras complaces a tu público, ¡mejor imposible!

3. Las tendencias virales y modas

Esta es una forma de saber qué le está gustando a la gente en un momento determinado. No se trata solamente de subirte a la ola viral, sino de analizar por qué eso se hizo popular para encontrar formas de adaptar tu contenido a los nuevos gustos de las personas o pensar en ideas similares, pero aplicadas a tu línea temática. ¿Quién sabe? Quizás tu nuevo contenido termine siendo el siguiente en volverse viral.

4. Libros, películas, música y otras obras artísticas

Esta es una fuente de inspiración clásica y que no debe faltar en la rutina de un buen creativo. Una buena obra de arte es capaz de conectar con nuestras emociones o de hacernos reflexionar sobre algún tema relevante. Exponernos a libros, películas, series, música, pinturas, esculturas y otras obras artísticas puede estimular nuestro pensamiento analítico y crítico, y al mismo tiempo puede activar nuestras emociones y permitirnos saber cómo nos sentimos sobre un tema en específico. Este proceso interno puede llevarnos a generar nuestras propias ideas y nuevas formas de transmitir nuestros mensajes.

5. Dar una caminata o realizar alguna actividad para despejar la mente

Una simple caminata nos puede ayudar a desconectarnos de nuestra rutina por un rato, tanto así que, mientras caminamos, nos exponemos a otras realidades y sensaciones presentes en ese nuevo entorno que nos dan ideas frescas para nuestro contenido. Algo similar se puede lograr con actividades que no requieran un gran esfuerzo intelectual y que nos permitan despejar la mente, como regar las plantas u organizar nuestra habitación. Cuando nos permitimos poner la mente en blanco, dejamos espacio para que lleguen nuevos pensamientos e ideas frescas, las cuales pueden surgir espontáneamente mientras realizamos esas actividades. ¡Muchas grandes ideas han nacido en momentos como estos!

¿Qué te parecieron estas fuentes de inspiración? Apuesto a que ya conocías y habías usado alguna de ellas. Si te gustó este artículo, compártelo con cualquiera que creas que lo necesite y accede a más contenido sobre creatividad, publicidad y marketing digital en nuestra revista en línea, Mercadeo Magazine, y en nuestras cuentas de redes sociales:

Facebook: mercadeomagazine
Instagram: @786.Magazine
Twitter: mercadeomgz
LinkedIn: mercadeomagazine
Telegram: mercadeomagazine

Publicidad