Publicidad

Home

Publicidad

Técnicas para generar ideas: ¡Explota tu creatividad al máximo!

Tabla de contenidos

Publicidad

Nuestra Portada de este mes

Publicidad
Año 6 - Edición 62
Publicidad
Ideas
Publicidad

¿A quién no le gustaría tener una gran idea, única y original? No importa si es aplicada a los negocios, a un proceso creativo o a solucionar un problema, las ideas pueden ser el comienzo de algo mucho más grande. Por eso, en este artículo, te diremos qué son las ideas y compartiremos contigo algunas técnicas para generarlas y desarrollarlas como todo un experto. Así que, si estás listo, ¡comencemos!

¿Qué son las ideas?

Antes de repasar las técnicas para generar y desarrollar ideas, primero te conviene saber qué es una idea:

  • Una idea es la concepción elemental de algo, la noción básica de una ocurrencia o un propósito.

Las ideas son el resultado de un proceso creativo y pueden nacer espontáneamente o a partir de una fuente de inspiración interna o externa. Además, las ideas creativas suelen estar orientadas a la resolución de problemas cuya solución no es evidente o a la creación de algo nuevo que antes no existía.

Técnicas para generar y desarrollar ideas

Ahora que ya tienes claro lo que son las ideas, veamos algunas de las técnicas más usadas para generarlas y desarrollarlas:

  • Concentrarse en el problema: determinar qué es lo que se necesita resolver o qué es lo que se quiere lograr es una buena forma de comenzar el proceso creativo para canalizar los pensamientos y evitar la divagación.
  • Tormenta de ideas: esta técnica se puede usar individual o grupalmente y consiste en proponer todas las ideas que se te ocurran para solucionar un problema o abordar un reto. Todas las ideas que surjan se deben anotar sin categorizarlas, juzgarlas o descartarlas, no importa cuán irrelevantes o absurdas puedan parecer en un principio, ya que alguna de ellas puede terminar convirtiéndose en la solución que estás buscando u originando otra idea que llegue a serlo.
  • Método SCAMPER: esta palabra es un acrónimo que agrupa varias acciones que pueden dar origen a nuevas ideas o soluciones para algún problema.
    • Sustituir: reemplazar una cosa por otra.
    • Combinar: unir, vincular o complementar elementos que normalmente están separados.
    • Adaptar: acomodar o ajustar algo a otra cosa.
    • Modificar: cambiar la forma, el tamaño o algún otro atributo de algo.
    • Propósito: darle otros usos a algo que originalmente tenía otra función.
    • Eliminar: quitar, reducir o simplificar elementos de algo.
    • Reordenar: darle un orden distinto a un proceso o estructura.
  • Técnica de los 6 sombreros: está pensada para grupos, pero también se puede aplicar individualmente. Consiste en abordar el problema desde seis puntos de vista diferentes.
    • Sombrero blanco: enfocarse en la información que ya se tiene.
    • Sombrero rojo: analizar el problema desde la intuición y las emociones.
    • Sombrero negro: exponer los aspectos negativos del problema mediante el juicio y la cautela.
    • Sombrero amarillo: pensar positivamente y tratar de visualizar lo que sí funcionaría.
    • Sombrero verde: ser creativo y dejar volar la imaginación.
    • Sombrero azul: pensar de forma controlada y gestionar las ideas generadas hasta el momento para sacar conclusiones.
  • Observar e investigar: buscar inspiración en el entorno y adquirir los conocimientos necesarios para solucionar el problema.
  • Técnica del bosquejo: la idea es dejar volar la imaginación sin ponerle límites para escribir, dibujar o “bosquejar” cualquier cosa que se te ocurra para solucionar un problema, sin importar cuán aleatorios sean esos bosquejos, ya que alguno puede ser lo que estás buscando.
  • Técnica Escritura Cerebral (Brainwriting): es un método grupal que consiste en que cada quien anote las ideas que se le ocurran en una hoja y luego se la pasen a los demás para que le agreguen sus propias impresiones a cada una. Al final, la solución al problema podría salir de alguna de esas conexiones.
  • Técnica “¿y si…?”: ¿y si los materiales fueran otros? ¿Y si el proceso fuera distinto? ¿Y si existiera otra tecnología que me facilitara las cosas? Las preguntas que comienzan con el interrogante “¿y si…?” pueden llevarte a gestar soluciones creativas.
  • Técnica de los mundos relacionados: se trata de vincular dos elementos radicalmente distintos, que normalmente no estarían juntos, para forzar una solución novedosa a partir de su diversidad.
  • Mapas mentales: consisten en añadir ramificaciones que se deriven de una idea principal, puede ser de forma sistemática o aleatoria, para que una idea vaya llevando a otras.
  • Comparación entre Posible e Imposible: realizar una lista de las soluciones posibles o imposibles a un problema para descartar fácilmente lo que no se puede hacer y enfocarse en lo que sí es viable.
  • Ideas contra reloj: proponer todas las ideas que sean posibles en un período de tiempo corto y predeterminado para forzar el pensamiento resolutivo bajo presión.
  • Técnica de la Memoria Futura: consiste en visualizar el escenario ideal que te gustaría lograr en el futuro y, a partir de esa realidad imaginaria, tratar de determinar cómo se sustentaría, cuál sería su propósito o cuáles serían los pasos necesarios para llegar hasta allí.
  • Técnica de Moliere: consiste en invitar a una o varias personas que no tengan nada que ver con el problema o reto para que te den una opinión no condicionada desde su perspectiva externa.

¡Listo! Ahora, ya sabes qué es una idea y conoces varias técnicas para generarlas y desarrollarlas. Esperamos que esta información te ayude a mejorar tus procesos creativos y recuerda que, si quieres acceder a más contenido sobre creatividad, publicidad y marketing digital, solo debes seguir explorando nuestra revista en línea, Mercadeo Magazine, o sumarte a nuestra comunidad en redes sociales:

Facebook: mercadeomagazine
Instagram: @786.Magazine
Twitter: mercadeomgz
LinkedIn: mercadeomagazine
Telegram: mercadeomagazine

Publicidad