Sea un nuevo emprendimiento o una empresa consolidada, conocer bien al consumidor es fundamental para tener éxito en los negocios. Por eso, se ha hecho cada vez más importante definir al “buyer persona”, que es una representación del cliente ideal. Así, se pueden crear promociones y estrategias de mercadeo mejor orientadas. A continuación, recopilamos algunas recomendaciones para hacerlo correctamente. 

¿Por qué es importante definir un buyer persona?

 

Normalmente, un buyer persona se crea a partir de información obtenida de clientes reales en la cotidianidad. Esto es importante porque le permite a la empresa manejar datos precisos sobre las características de sus consumidores. Al definir su información demográfica o sus comportamientos de consumo, resulta más fácil determinar cómo satisfacer sus necesidades.

¿Cómo crear un buyer persona en 5 pasos?

 

Seguir estas 5 recomendaciones puede facilitar el proceso de definir correctamente un buyer persona.

1. Definir qué se necesita saber sobre el cliente.

Al crearlo, cualquier información que se tenga del consumidor puede ser valiosa. Pero, es importante organizarla y categorizarla para poder analizarla y utilizarla con más facilidad. Entre los datos que no deberían faltar destacan:

2. Recopilar la información del consumidor.

Una vez que ya está definido lo que se necesita saber, el siguiente paso es averiguarlo. Para hacerlo, se pueden utilizar múltiples herramientas como entrevistas, encuestas o recopilación de datos de consumo; por ejemplo, productos más comprados.

3. Analizar los datos.

Esta es la clave para comenzar a darle forma al buyer persona ideal. A partir de la información recogida, se pueden inferir patrones de consumo, necesidades insatisfechas o preferencias personales. De esa manera, la empresa construye una base para crear mejores productos y campañas promocionales más eficientes.

4. Definir el buyer persona.

Con todos los datos disponibles, el siguiente paso es definir el perfil. Básicamente, se trata de crear una descripción del cliente ideal, como si se tratase de una persona real. Al hacerlo, es más fácil saber cómo es y de qué manera satisfacerlo.

5. Difundir la información en la empresa.

Finalmente, el último paso consiste en asegurarse de que todos los miembros de la empresa conozcan al buyer persona ideal. De esa manera, todos trabajarán con los mismos objetivos y tendrán claro en su mente a quién van dirigidos los productos y mensajes.

Así de simple, siguiendo estos 5 pasos no debería haber ningún problema para definirlo correctamente. 

Si te gustó este artículo y estás interesado en más contenido sobre negocios, mercadeo y actualidad, sigue leyendo nuestra revista digital: 786magazine.com

 

Tu buyer persona en 5 pasos

 

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing