El objetivo principal de cualquier empresa y del diseñador es que su sitio web ofrezca una buena experiencia de usuario, es decir que sea intuitiva, cómoda, rápida y a su vez le genere ganancias a la marca. A pesar de esto, puede suceder que las métricas que está obteniendo el sitio web no son las esperadas. ¿Hay un problema? Una forma de detectar cuáles son esos problemas que ponen en negativo el número de visitas son las pruebas A/B.

¿Qué son las pruebas A/B?

Es una herramienta que evalúa dos elementos o estrategias del sitio web de una marca. Con los resultados que se obtienen de ese análisis se puede identificar cuál de las dos opciones ofrece mejores beneficios a su público y cuál de ellas va acorde a sus gustos.

Las pruebas A/B también ayudan a verificar la interacción y el nivel de aceptación de la audiencia ante algún cambio realizado en un sitio web de una marca o una campaña digital. 

Ventajas de las pruebas A/B para el marketing digital

Las pruebas A/B otorgan diversos beneficios a una marca; van desde el aumento de visitas hasta el incremento de leads.

Más tráfico

Estas evaluaciones permitirán a una marca examinar cuáles contenidos y títulos que publique en el sitio web llaman más la atención de los visitantes y si estos se sienten a gusto con las temáticas que ofrece.

Esto evita que el departamento de redacción pierda su tiempo subiendo contenido que no le parece interesante a su audiencia o que no aumenta las métricas de la marca.

Incremento de leads

Gracias a estas pruebas de comparación, una empresa puede detectar cuáles elementos de su sitio web atraen más el interés del público. Esto posibilitará que un visitante común se suscriba a su newsletter, llene un formulario a cambio de recibir contenido premium, compren su producto o servicio, etc., lo que permitirá a la larga construir su conversión a lead y de ahí a un consumidor potencial. 

No más tasas de rebote 

Las tasas de rebote es una métrica que saca de quicio a los especialistas de marketing, pero ¿por qué? Es como cuando ves la publicidad de una fritura, la cual ofrece un sabor exquisito sin tantos aditivos, algo fuera de serie. Entonces, cuando lo compras y lo pruebas no es lo que esperabas, una decepción total que te incita a no adquirirlo nunca más.

Bueno, algo así sucede cuando un usuario ingresa a un sitio web y esta no ofrece lo que estaba buscando o no resuelve su problema, termina abandonándola en segundos. 

Con las pruebas A/B una marca sabrá que es lo que origina esos abandonos, si son los títulos, el color del sitio web, los anuncios, la introducción, el tipo de contenido, etc. De esta forma, actuará acorde a esos inconvenientes implementando nuevas estrategias.

El embudo de conversión mejorará

Esto ocurre cuando los usuarios agregan diversos productos al carrito hasta que este se llena y luego abandonan el sitio web sin culminar la etapa final de compra. 

Las pruebas A/B ofrecerán a la marca los datos necesarios para identificar la raíz de lo denominado “síndrome del abandono del carrito”. Puede ser que la plataforma de pago no sea intuitiva o que los usuarios desconozcan los pasos a seguir luego de llenar el carrito de compra. Sea cual sea el motivo, esas evaluaciones permitirán a la marca solucionar ese problema y así aumentar su embudo de conversión.

¿Te gusta el marketing digital? ¡786magazine sabe que sí! Así que explora los diferentes contenidos sobre este y otros temas, elige el que más te guste. Suscribete a nuestro canal de Telegram y siguenos en las redes sociales:

Todo lo que debes saber sobre las pruebas A/B

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing