La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció durante este mes de noviembre al síndrome de burnout como trastorno mental. Esta noticia es muy importante dentro del ámbito laboral, especialmente para los trabajadores, quienes podrían obtener beneficios para su salud. Pero, también es clave para los empresarios, quienes tendrán que asegurarse de ofrecer buenas condiciones laborales a sus empleados. A continuación, todo lo que debes saber sobre esta noticia.

¿Qué es el síndrome de burnout?

El síndrome de burnout es una enfermedad adquirida en el trabajo y provocada por el agotamiento físico, mental y emocional. Por esa razón, también es conocido en español como síndrome del trabajador quemado y algunas de sus consecuencias son el estrés, falta de energía, dificultad para concentrarse, mal humor e indisposición para trabajar, entre otras.

Si quieres conocer mejor esta enfermedad, sus síntomas, sus causas o los daños que puede causarle al trabajador, puedes leer nuestro artículo anterior sobre el tema: “¿Conoces el síndrome de burnout? Quizás lo sufras sin saberlo”.

La OMS reconoce al síndrome de burnout

Hasta ahora, el síndrome de burnout era solamente una condición que no era reconocida formalmente como una enfermedad. La buena noticia es que el pasado lunes 16 de noviembre la OMS lo reconoció como un trastorno mental. La enfermedad ahora está clasificada como un problema asociado al empleo. El encargado de revelar la información fue el portavoz, Tarik Jasarevic, quien también dijo que esta nueva clasificación entrará en vigencia el 01 de enero de 2022.

¿Cómo puede esta noticia beneficiar a los trabajadores?

Al aceptarse formalmente como una enfermedad, el síndrome de burnout obligará a los empleadores a mejorar sus condiciones de trabajo. Por lo tanto, las empresas tendrán que preocuparse de que sus trabajadores no lo sufran, tanto para proteger su salud, como para evitar posibles demandas laborales.

Algunos de los beneficios que podría generar este reconocimiento tendrían que ver con:

Por supuesto, todo esto dependerá de cómo las legislaciones locales asimilen esta nueva clasificación del síndrome de burnout.

Si encontraste útil este artículo y deseas acceder a más contenido como este, continúa leyendo nuestra revista en línea, 786magazine.com, y síguenos en redes sociales:

Facebook: 786 Marketing
Instagram: @786.Marketing
Twitter: @786_Marketing
Telegram: Magazine786