Antes de lanzar un producto al mercado, las marcas realizan un arduo estudio de mercado para determinar si su idea es viable y si recibirán un feedback positivo de su público. 

¿Qué es un estudio de mercado?

Es un análisis que realiza el departamento de marketing o el emprendedor (esto si se está empezando un negocio) para definir ciertos factores que podrían o no afectar el crecimiento de su empresa en un futuro, y así evitar la quiebra. 

¿Cómo hacer un estudio de mercado?

Es por ello que queremos mencionarte, paso por paso, de qué forma puedes llevar a cabo un estudio de mercado. Se empieza de la siguiente manera: 

Investigación Mercado soporte

Realiza una investigación que ofrezca resultados para tomar una decisión acorde. Pero, ¿cómo? Estableciendo una meta que responda a las interrogantes ¿Qué vas a averiguar? ¿Qué deseas obtener del estudio? ¿Qué uso le vas a dar?

Junto a eso, es primordial conocer si el producto o servicio es lo suficientemente bueno para adentrarse en el mercado y si la audiencia estaría dispuesta a desembolsar dinero para obtenerlo. 

Tamaño del mercado

El siguiente paso en un estudio de mercado es saber cuál es el tamaño del mercado en el que va ingresar. Para definirlo, se pueden usar los paneles de consumo o compra. Estos son unos estudios en los que se le hace un seguimiento continuo a los consumidores y sus compras. 

Por lo general son dos paneles. Uno de compradores, en el que se investigan las variables del proceso de compra. ¿Dónde compró? ¿A qué precio? ¿Pagó en efectivo o con tarjeta? Y el otro de consumidores, en el cual se examinan los factores relacionados a quienes consumen lo que compran.

Para complementar la información, utiliza las encuestas de satisfacción que suministrarán pistas acerca de las amenazas y oportunidades que existen en esa área específicamente. 

Determinación del público

Es decir, cuál será el grupo de personas que formará parte de la investigación. Lo ideal sería que fueran pocos para obtener resultados más creíbles. Esto dependerá del tipo de negocio elegido. No es igual un negocio dirigido a una gran audiencia y a un mercado internacional, que uno para un target fraccionado. 

Variantes de segmentación 

Dependiendo del tipo de producto y las variables que lo componen, debe Incluir  las variables edad, sexo, estado civil, nivel económico y de estudios, tamaño familiar, etc. 

LEA TAMBIÉN: 10 HÁBITOS IDEALES PARA FOMENTAR LA CREATIVIDAD

Si el producto se dirige a los consumidores que sufren intolerancia a la lactosa, la edad y el sexo no se toman en cuenta porque son unos factores que no figuran en ese buyer persona.

¿Qué se debe testear primero?  

Para adentrarse al mercado, se debe analizar qué tan relevante es tu negocio, en qué se diferencia y si ofrece precios competitivos. 

Entonces, para ser relevante el producto tiene que contar con un diseño que solvente las necesidades de los consumidores o al menos que lo haga de una manera distinta a los demás. Además, se tiene que testear desde el insight (deseo del consumidor) hasta el producto final para conocer si la idea es buena y funciona. De acuerdo al feedback del público, sabrás si debes seguir insistiendo o aplicarle cambios al producto.

Por ejemplo, existe la necesidad de un artículo refrescante y sano. Se crea el helado de yogur. Luego, se da a probar a la gente diversos sabores: limón, fresa, chocolate… de ahí se va analizando cual se acopla al insight. A partir de esto se idea un concepto, es decir, ¿por qué el público lo compraría? 

Los datos obtenidos se trasladarán a las diferentes fases de lanzamiento del negocio y se irá fomentando la participación de los clientes. Un test de producto, otro de concepto y uno de ideas.

Si el negocio es de servicios, tiene que responder las siguientes preguntas: ¿qué otros servicios puede crear? ¿cuáles son los más populares? ¿cuáles darán un mayor ROI (retorno de la inversión)? Con esto calculará los ingresos que podría obtener. 

Precios accesibles

Esa es una parte fundamental de un estudio de mercadeo. Aquí es donde se analiza la forma de ofrecer precios competitivos. Primeramente tiene que plantearse si otorga un producto diferente y relevante. Porque de ser así la gente va a comprar. Pero no sólo por esas características. Si el producto también satisface una necesidad mejor que las demás, es probable que tenga una idea estrella.

Una vez ya resuelto lo anterior, toca determinar qué precio le pondrá a su producto. Hazle una encuesta a las personas en la cual preguntarás: ¿qué precio le pondrías a este servicio? Y, abajo de esta interrogante, una serie de opciones: 

A raíz de las respuestas que den los consumidores, puedes realizar un análisis para definir el precio adecuado y los rangos con los que puedes jugar.  


El marketing es un tema fascinante pero también lo son la tecnología, casos de éxito, negocios, etc. Explora nuestras secciones para conocerlos. Suscríbete a nuestro canal de Telegram y síguenos en las redes sociales: 

Hacer un estudio de mercado paso a paso

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing