La atracción de nuevos visitantes al sitio web o blog de una marca no es algo que sucede de la nada. Esto se logra gracias a una serie de tácticas de contenido denominadas SEO (Search Engine Optimization)

¿Qué significa SEO?

Es un método de escritura que permite al artículo aparecer en las primeras posiciones de los buscadores (SERPs). Entonces, si el contenido es de calidad y aporta valor a los usuarios es probable que eso suceda. 

¿Cómo optimizar un texto SEO?

Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, vamos a mencionarte cómo puedes optimizar un texto SEO. Esto se logra así: 

Crea un contenido útil

Antes de comenzar a escribir, analiza cuáles son los intereses y necesidades de tu audiencia. De esta forma sabrás cómo dirigirte a ellos y qué temas emplearás para atraer su atención.

Estructuración del artículo

Cada elemento del post tiene que estar organizado de manera acorde. Debes expresar en el texto cuándo cambias a otro punto, y cuándo estás profundizando un tema determinado. Esto permitirá que el lector entre en contexto y que su lectura sea más grata. 

Además de ello, la letra, los títulos y subtítulos deben estar resaltados en negritas. Los subtítulos (si el redactor lo desea) pueden ir acompañados con imágenes. De este modo, los visitantes pueden identificar más rápido de qué trata cada elemento. 

Identificación H1, H2, H3…

Estos diversos tamaños, se les agregan a los subtítulos para jerarquizar su orden según su importancia. Es decir, los H2 sirven para explicar un asunto específico del tema principal, mientras que los H3 y H4 son para profundizar aún más el tópico. Es importante que el lector logre identificar todo esto de manera fácil. 

Por otro lado, el H1 solo se utiliza para titular el post. Este título debe incluir la palabra clave principal sin que se vea muy forzada. 

En concreto, el artículo comienza con un título. Luego, viene un texto introductorio de uno o dos párrafos, los cuales harán que el lector conozca sobre qué trata el texto. Después de esto, vienen los H2 que se usarán para dividir el contenido y desarrollar los asuntos asociados al principal. Si se desea explicar aún más estos apartados, entonces se usan los H3. Y así consecutivamente.

Enlaces internos y externos

Estos links son una parte esencial del SEO. Los internos son para trasladar al lector a tu website o blog. Los externos son para mostrarle a los visitantes los sitios de los cuales sacamos la información. Por ejemplo; si estás promocionando a una empresa, el vínculo externo sería su sitio web.  

Asegúrate de enlazar en una palabra clave secundaria (ubicada en el primer párrafo) un artículo de tu blog semejante al tema que desarrollaste. Luego, dependiendo de la longitud de tu texto, agrega uno, dos o más vínculos internos. Por último, incluye al menos un link externo. Esto para darle valor a tu post. 

Palabras claves principales

Usar las palabras adecuadas facilitará al algoritmo de un buscador ubicar tu artículo en las primeras posiciones. 

Escoge las palabras clave que reflejen exactamente el tema de tu artículo, producto o servicio que ofreces en tu website. Sigue estos pasos para saber cómo ubicarlas a lo largo de tu contenido: 

Complemento de imágenes

Las imágenes pueden expresar una idea, mejor que una frase. Inclúyelas en tu post para que tus lectores comprendan mejor lo que desarrollas. O para llamar su atención. 

Añade a la imagen una frase descriptiva sobre algún aspecto de tu contenido. Dicha frase, a su vez, debe incluir la palabra clave principal.

Asegúrate de que los diseños tengan tamaño y peso adecuado para fomentar su optimización y evitar los tiempos de carga lentos. Recuerda que si el visitante hace clic en algún artículo y su contenido no se muestra rápidamente; este pasará a otro portal web.

Marketing, actualidad, casos de éxito y negocios son temas que encontrarás explorando nuestras secciones. Suscríbete a nuestro canal de Telegram y síguenos en las redes sociales: 

Cómo preparar un texto SEO

Facebook: 786 Marketing

Instagram: @786.Marketing

Twitter: @786_Marketing