A lo largo de la historia, han existido múltiples empresarios que, gracias a su visión y conocimientos sobre negocios, innovaron y agregaron valor al sector donde se enfocaron. Un ejemplo de esto es Carlos Slim, un magnate del cual hablaremos a continuación. 

¿Quién es Carlos Slim?

Este empresario nació el 28 de enero de 1940 en la Ciudad de México. Es el tercer hijo de un matrimonio libanés, conformado por Julián Slim Haddad y Linda Helú. 

Desde muy temprana edad, su padre, quien era un visionario empresario, le enseñó todo acerca de los negocios. Incluso, lo motivó a llevar una vida financiera responsable.

Entonces, cuando Carlos tenía 12 años, Julián le regaló su primer libro de contabilidad. En él, aprendió a ser consciente en cuanto a sus ingresos, gastos, entre otros aspectos económicos que le servirían para su vida diaria. 

En 1961, Carlos Slim se graduó como ingeniero civil en la Universidad Autónoma de México (UNAM), institución en la que también trabajó como profesor de Cátedra de Álgebra y Programación Lineal cuando se encontraba estudiando. 

La historia de éxito de Carlos Slim

En 1965, fundó su primer negocio que se llamó “Inversora Bursátil” que años más tarde sería conocido como “Grupo Empresarial Carso». Esa fue una empresa ideada por él junto a su esposa, Soumaya Domit. 

A medida que transcurre el tiempo, comienza a absorber negocios mal administrados o en situación de fracaso para incrementar sus finanzas. Entre estas empresas adquiridas se encuentran: 

Durante la década de los 70, Carlos compró los activos de Firestone, Hershey’s y las cafeterías Dennys. También, adquirió y fusionó una serie de empresas de seguros, formando así “Grupo financiero Inbursa”. 

La estrategia de Carlos Slim era sencilla: comprar empresas a un precio accesible y luego invertir en su infraestructura para potenciar su rentabilidad. Esto demuestra la visión e inteligencia que tiene. 

Industria de Telecomunicaciones

En 1990, Carlos logra comprar la compañía telefónica Telmex gracias a la ayuda de France Telecom de Francia y SBC Telecom de Estados Unidos. Poco a poco, fue tomando las acciones de los demás inversores hasta convertirse en el único dueño. 

Telmex en ese momento se encontraba en una situación muy deplorable. Su tecnología era obsoleta y las redes de telefonía tenían muchas fallas. Esto hizo que la mayoría de los consumidores perdieran la confianza en ella. 

Para revertir esa situación, Carlos comenzó a mejorar la infraestructura de la empresa, sus servicios, capacitó al personal y se centró en una área que tenía un gran futuro: la telefonía móvil. 

Prepago

Sin embargo, ese servicio era muy costoso, no todas las personas podían acceder a él. Pero, Carlos Slim no se rindió. Había invertido mucho en Telmex, por lo que decidió innovar y crear una buena estrategia de marketing para atraer clientes de clase media y baja.

De esa manera, crea la modalidad “prepago”, una que actualmente es la más popular entre los negocios que se enfocan en la comunicación. Su idea consistía en elaborar tarjetas que permitieran recargar saldo y que se consiguieran en cualquier parte.

Al principio, este modelo no fue muy aceptado por los consumidores, pero a medida que transcurría el tiempo le fueron agarrando confianza, lo que causó un incremento del 63% en cuanto a clientela en los próximos 15 años.

América Móvil: la más grande de América

Con la llegada del siglo 21 y la era del internet, muchas empresas de telecomunicaciones quebraron. Para evitar que Telmex terminará igual, Carlos adquirió diversas corporaciones en situación de quiebra y las unificó a su empresa, y a raíz de esto pasó a llamarse América Móvil.

De hecho, Slim logró convertir a su empresa en la mayor proveedora del servicio inalámbrico en Sudamérica. Hoy cuenta con más de 262 millones de suscriptores, un 70% en telefonía móvil y un 80% en la fija en todo México. 

América Móvil (la octava empresa en telecomunicaciones del mundo) es conocida en América Latina como Claro, en USA como Tracfone Wireless y en México como Telcel. También tiene presencia en ocho países de Europa. 

Carlos Slim logró superar a Bill Gates como “el hombre más rico del mundo” en el 2011. Mantuvo esta denominación durante tres años consecutivos. Desde ese momento, siguió apareciendo entre los primeros del ranking. 

Si te gusta el emprendimiento, entonces te recomendamos ingresar a nuestro portal donde encontrarás contenido de diferentes índoles. Suscríbete a nuestro canal de Telegram y síguenos en las redes sociales: 

La historia de éxito de Carlos Slim