Desde que Netflix comenzó a crear contenido propio, algunos de ellos han conseguido cierta popularidad entre los espectadores de todo el mundo, como es el caso de La casa de papel, Black mirror, Sense8, Orphan black y recientemente, El Juego del calamar; una serie de la que hablaremos un poco. 

¿Qué es El juego del calamar?

Es un juego infantil de los años 70 que era muy popular en Corea del Sur. Este juego consistía en lo siguiente: 

En el suelo, se dibujaban tres figuras geométricas: círculo, cuadrado y triángulo, los cuales al unirse, forman el cuerpo de un calamar. 

Entonces, dos personas se enfrentan. Una ataca y otra defiende. El atacante debe entrar al dibujo e intentar tocar con el pie la cabeza del calamar (si lo logra gana). El defensor, por su parte, tiene que evitar a toda costa que eso suceda. 

¿Por qué El juego del calamar se ha convertido en el éxito del momento?

La serie El juego del calamar ha tenido un éxito grandioso porque combina elementos de ficción con reales. Decimos “reales” debido a que exhiben juegos de la infancia como por ejemplo Luz roja, luz verde, que en otras culturas sería “Stop”. 

Pero, esa no es la única razón: la trama pone a los espectadores frente a diversos dilemas morales muy complicados. Los nueve capítulos de la serie están llenos de diversas encrucijadas, las cuales invitan a los usuarios a decidir qué camino tomar o reflexionar si ellos hubiesen hecho lo mismo que los desesperados personajes. 

Además, la serie desde el principio te atrapa, lo que la hace muy rápida de consumir. Esto gracias a su temática battle royale y las maneras en que se presenta cada uno de los seis juegos. Y por si fuera poco, está perfectamente doblada al español. 

Un dato curioso 

Cabe acotar que durante la grabación del juego “Glass Stepping Stones” (Puente de cristal), el equipo usó vidrios templados reales que estaban elevados a una altura de 1.5 metros. Tampoco le dijeron a los actores cuáles estaban frágiles. 

La finalidad de eso era que, cuando los actores saltaran, expresarán con naturalidad miedo, nerviosismo y rigidez en su cuerpo; esto le ofrecía a la serie más realismo. 

“Filmar Glass Stepping Stones (el quinto juego), fue realmente aterrador. El set estaba a un metro del suelo. Pusimos vidrio templado real allí y corrimos sobre él”, aclaró una de las protagonistas, Jung Ho-Yeon.


Para deseas conocer temas de actualidad, te invitamos a explorar nuestro portal y elegir el que más se acople a tus gustos. Suscríbete a nuestro canal de Telegram y síguenos en las redes sociales: 

Éxito de El Juego del Calamar