En el mundo, existen millones de mujeres que han logrado obtener un éxito rotundo gracias a su visión, ingenio e innovación. Un ejemplo de ello es Carolina Herrera, la famosa diseñadora cuya empresa actualmente es una de las más posicionadas en el mercado. De ella hablaremos un poco. 

¿Quién es Carolina Herrera?

Su nombre real es María Carolina Josefina Pacanins Niño y es la hija del matrimonio entre Guillermo Paca, quien fue gobernador de Caracas desde 1950  hasta 1958 y María Cristina Niño Passios. 

Nació en Caracas, Venezuela en el año 1939 en el hombro de una familia muy acaudalada y acostumbrada a las fiestas y galas, lo cual le permitió conocer el mundo de la moda, permitiéndole asistir a los 13 años a su primer desfile, específicamente el de Balenciaga. También, compartió días con la realeza y con el entorno del artista Andy Warhol. 

A los 18 años, Carolina Herrera (como se la conocería después) halló a su primer amor: Guillermo Behrens Trello, con quien contrajo matrimonio y tuvo a sus dos primeras hijas.

Sin embargo, esa fue una unión infeliz por lo que se terminó divorciando de Guillermo. En 1969 se casó con el ex editor de la revista Vanity Fair, el venezolano Reinaldo Herrera: de aquí es donde proviene su icónico nombre. Él era amigo de los Rothschild, Agnelli, entre otras familias reales. Con Reinaldo concibió otras dos hijas.  

Carolina Herrera: su historia de éxito

Su inclusión en la creación de colecciones de moda fue animada en ese entonces por la editora de Harper’s Bazaar, Diana Vreeland. Ella le dijo que en vez de diseñar estampados de tela, por qué no hacía colecciones de moda. 

Gracias a esa estimulación, Carolina pudo en 1981 realizar su primer desfile de moda en Nueva York. Allí presentó veinte vestidos, los cuales tenían un diseño y aspecto muy innovador. Esto hizo que la pasarela obtuviera buenas críticas por parte del público femenino y la prensa. 

Primer desfile

El éxito del desfile y el estilo de las prendas interesó a diversos proveedores de tienda de moda lujosa, pero como Herrera no tenía una empresa fija no podía producirlas en masa. Así que, cuando regresó a Caracas, le solicitó financiamiento a Armando Armas, magnate de los medios de comunicación en Venezuela, para la impresión de catálogos y bocetos. 

Meses después, ella se muda definitivamente a Nueva York con su esposo y sus cuatro hijas. Es en esa ciudad donde crea la firma Carolina Herrera LTD. Al inicio, la empresa solo tenía una docena de empleados, pero progresivamente fue creciendo hasta conformar un equipo de expertos diseñadores relacionado con la moda hecha a mano. 

La firma poco a poco se fue convirtiendo en la predilecta entre el público estadounidense de clase alta, estrellas e incluso realeza, construyendo una imagen que expresa elegancia, exclusividad, sofisticación y lujo. 

Afianza aún más la imagen de su empresa

En 1986, Carolina Herrera comienza a diseñar vestidos de novias que debido a sus estilos atraen la atención de Jacqueline Kennedy, la ex primera dama de los Estados Unidos, provocando así que Jacqueline le solicite a Herrera que le cree uno. A partir de allí, la diseñadora comenzó a vestirla hasta el día de su muerte. 

Esta fue una elección que potenció aún más su marca, pero también cuando en 1987 firmó un acuerdo con la empresa multinacional de perfumería Puig

De esa manera, ingresa a nuevos mercados lanzando su primera colonia en 1988, llamada “Carolina Herrera Eau de Parfum”. Tras esta, le siguieron otras fragancias como “212 y 212 sexy” que tuvieron un éxito tan notable que Puig decide adquirir la totalidad de la firma y unirla a su grupo en 1995, dejando a Carolina como Directora Creativa. 

Creación de CH

En el año 2000, abre su primera Boutique en la Avenida Madison de Nueva York. Un año después, lanza la línea CH Carolina Herrera, la cual está conformada por bolsos, gafas, entre otros accesorios centrados en el término “listo para usar”.

Hoy en día, Carolina Herrera tiene tiendas en 105 países y está conformada por cuatro marcas: CH, Carolina Herrera New York, 212 y The House. 

En el 2018, anunció su retiro como Directora Creativa, siendo sustituida por Wes Gordon, una persona que fue seleccionada por la propia diseñadora tras dos años de búsqueda. Ella no quería dejarle el cargo a cualquiera. 

Todo lo mencionado anteriormente lo consiguió Carolina sin estudiar. Su ojo e instinto acerca de la proporción, color y formas le permitieron diseñar prendas que atraían la atención, gracias a sus estilos y aspectos. Según ella “eso es algo que se tiene, no se aprende”. 


Explora nuestras secciones y descubre los contenidos que ofrecemos para ti. Suscríbete a nuestro canal de Telegram y síguenos en las redes sociales:

Caso de éxito de Carolina Herrera