Las prácticas monopolio se han visto desde la época de la industrialización, un periodo donde Nikola Tesla y Thomas Edison hacían lo imposible para dominar el área eléctrica en los Estados Unidos. 

Lo ocurrido en ese momento es lo mismo que ocurre actualmente, solo que se ha trasladado al ámbito digital. Empresas como Google, Amazon, Apple, Facebook y en general las empresas tecnológicas emplean estrategias monopólicas para dejar en desventaja a sus competidores e impedir su crecimiento. 

¿Qué es un monopolio?

Es una estructura de negocios donde una compañía domina una o varías áreas de un mercado determinado, ofreciendo productos o servicios que carecen de sustitutos. Esto impide que otras marcas puedan ofrecer sus artículos y acceder a ese sector porque la producción y distribución la controla la empresa monopolio.

Ante eso, los consumidores no tienen más opción que comprar los productos del negocio controlador y aceptar las condiciones que este establece. 

Procesos antimonopolio contra empresas tecnológicas

Los entes gubernamentales han impuesto una diversidad de leyes para evitar estas prácticas e incluso se encuentran investigando a Google, Facebook, Amazon y otras empresas para controlar su poder y dominio del mercado. 

Google

Australia, Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea se encuentran investigando a Google por utilizar los datos que reúne en su buscador, Youtube y Google Maps para vender anuncios dirigidos. Esto afectaría a los otros anunciantes y medios que no cuentan con estos “servicios”. 

Por los momentos, los entes gubernamentales se encuentran consultando y analizando reglas que impidan a las empresas usar la recopilación de datos para vender anuncios personalizados a algunas de sus filiales, sin que sus competidores puedan obtener el mismo beneficio.

Facebook

Meta Platforms ha tenido una infinidad de investigaciones que van desde la filtración de datos de Cambridge Analytics hasta la más reciente en donde la ingeniera y científica de datos, Fraces Hauguen, reveló una serie de documentos sobre la pésima gestión en cuanto a la moderación de contenido, mensajes que incitan violencia y su enfoque a la desinformación. 

Pero, también se la ha acusado de prácticas de monopolio. La Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos demandó a Facebook por llevar a cabo un “plan especial” que se basaba en comprar o enterrar a la competencia. 

Eso en relación a la compra de Instagram, hecha en el 2012 por 1000 millones de dólares y WhatsApp, realizada en el 2014 por USD 19000 millones. De modo que, la comisión solicitó al tribunal que la red social obtenga una aprobación previa para sus futuras adquisiciones, con el fin que termine su comportamiento monopólico y venda Instagram y WhatsApp.

Amazon

Hace unos meses atrás, la agencia de noticias Reuters publicó una investigación donde se revelaban las prácticas realizadas por Amazon en la India para hundir a su competencia. 

Según el portal, el ecommerce usaba los datos privados de los vendedores independientes de esa nación para replicar sus productos más populares. De acuerdo a la investigación, la intención era vender los productos a un precio más económico y así competir directamente con ellos. 

La indagación también manifestó que Amazon vendía esos productos imitados hasta un 10 y 15% más baratos, además que los destacaba en las búsquedas, lo que deja a sus rivales en tercera y cuarta posición. 

Debido a eso, Amazon tiene que enfrentar una averiguación por parte de La Comisión de Competencia de la India (CCI). Este organismo manifestó ante el tribunal que esperan que la tienda ecommerce y Flipkart de Walmart (también investigada) cooperen para mostrar transparencia durante todo el proceso. 

Apple

Los reguladores de la Unión Europea acusaron a la empresa de la manzanita por bloquear a sus rivales de música streaming en la App Store y así destacar su propio servicio en los iPhones. Una técnica que la UE considera monopolio. 

Uno de los restringidos fue Spotify, quien también se quejó de las reglas restrictivas de la App Store que obligan a los desarrolladores de apps a usar su sistema de pago, que cobra entre un 15 y 30%, lo que impide informar a los consumidores acerca de otros métodos de pago. 

Apple se defendió de la acusación alegando que están orgullosos del éxito que ha tenido Spotify, añadiendo que todos desean los beneficios de su tienda, pero no quieren pagar ningún centavo por ellos. “El argumento de la Comisión en nombre de Spotify es lo opuesto a la competencia real”, agregó Apple.

Epic Games también presentó una queja al regulador de Gran Bretaña por el mismo motivo. Cabe recordar que Apple retiró Fornite de su tienda cuando Epic lanzó su propio sistema de pago dentro del juego; esta fue su forma de evitar la comisión. 

Una vez más, la manzana alegó que Epic quiere trabajar bajo reglas “especiales” a las que no se les aplican a otros desarrolladores, creen que eso no debería ser así. 


Conoce qué otros temas ofrecemos explorando nuestras secciones, ¡seguro alguna te gustará! Suscríbete a nuestro canal de Telegram y síguenos en las redes sociales:

Procesos legales anti monopolio

Facebook: 786 Magazine

Instagram: @786.Magazine

Twitter: @786_Marketing

LinkedIn: 786-magazine

Telegram: Magazine786