Alguna vez has escuchado hablar de Metaverso? Un concepto amplio que cada día toma más fuerza, pero que muchos seguro no saben a qué hace referencia exactamente.

El Metaverso se puede considerar como el futuro del internet y de la humanidad, pero, ¿estamos preparados para ello? Aún no se sabe. Lo que sí es cierto es que se está convirtiendo en una realidad, y por eso, es necesario comprender qué es y todo lo que abarca.

¿Qué es el Metaverso?

Para comprender todo lo que abarca es necesario saber qué es: el Metaverso se define como el mundo virtual en donde todo se va a interconectar, utilizando los dispositivos que se tengan a la mano para crear la sensación (por decirlo de alguna manera) que realmente se está dentro de él.

El Metaverso no es un concepto nuevo, ya que esta idea ha venido construyéndose a partir de la creación de los videojuegos; estos hacen que el jugador se sumerja en ese mundo a través de avatares y simulacros de escenarios. Parte de la idea viene de esa concepción, en la que el ser humano interactúa en un mundo completamente virtual, pero no de fantasía, sino de realidad alterna.

En otras palabras, el Metaverso es un espacio virtual en el que se simulan situaciones reales o ficticias para que las personas puedan disfrutar de nuevas experiencias, gracias a los dispositivos electrónicos conectados a internet.

Características del Metaverso

Vamos a conocer las características que comprende el Metaverso.

1. Es descentralizado

Hay que aclarar que el Metaverso no es propiedad de una única empresa o de una sola plataforma. Al contrario, pertenece a todos sus usuarios, quienes también pueden controlar sus datos privados.

2. Áreas interactivas

El Metaverso permite la comunicación e interacción tanto con otros usuarios/avatares como con el universo virtual en sí mismo, ya que los usuarios son partícipes de los cambios que ocurren a su alrededor.

3. Entornos corpóreos

Se caracterizan por estar sujetos a unas leyes de la física y existe escasez de recursos, de forma similar a como ocurre en el mundo tangible tal y como lo conocemos, creando un ambiente más real.

4. Es persistente y autónomo

El Metaverso es persistente y autónomo por sí mismo, es decir, pese a que no lo estemos usando, este sigue funcionando. Esto es lo que lo convierte en un organismo vivo, en donde las dinámicas del mundo siguen funcionando a pesar de que sus usuarios no estén conectados.

5. Economías virtuales

El impulso de las criptomonedas y de las economías virtuales es posible gracias al Metaverso. En él, se encuentran mercados donde los usuarios tienen la opción de comprar, vender e intercambiar artículos llamados activos digitales, como avatares, ropa virtual, NFTs o entradas para eventos.

Actualidad del Metaverso

El más reciente acercamiento con esta realidad virtual ha sido gracias a Mark Zuckerberg, CEO de Meta (ex-Facebook), quien confirmó en el 2021 que la compañía trabajaba en su propio Metaverso y detalló que se están desarrollando una serie de iniciativas para conseguirlo.

Por otra parte, los cascos y lentes de realidad virtual han sido clave para vincular ambos mundos. En este ámbito, destacan las tecnologías impulsadas por Oculus (hoy propiedad de Facebook), Microsoft y sus gafas HoloLens, los sistemas Vive de HTC y los cascos VR de PlayStation.

Aunque todavía falta para ver materializado completamente el Metaverso, estamos encaminado a un futuro tecnológico de realidad virtual. Para acceder a más contenido sobre marketing y emprendimiento, sigue leyendo nuestra revista: 786Magazine.com.

Facebook: 786Magazine
Instagram: @786.Magazine
Twitter: @786_Marketing
LinkedIn: 786-magazine
Telegram: Magazine786