Las historias motivadoras y llenas de éxitos valen la pena compartirlas, porque sirven de inspiración y modelo para todos aquellos emprendedores que buscan su camino al éxito. Ese es el caso de Arturo Calle, un digno ejemplo de emprendimiento en Colombia y en toda Latinoamérica.

Arturo Calle es una reconocida empresa colombiana que se especializa en la elaboración y comercialización de prendas de vestir para los hombres. Su reconocimiento viene por el progreso de la empresa debido a que se convierte en referencia para muchos, ya que sobresale por la preocupación y dedicación que le ofrece a su talento humano, preocupándose por sus necesidades y expectativas para que su desempeño sea cada vez mejor.

Acompáñanos a dar un breve repaso por su historia y cómo alcanzó el éxito en los negocios.

¿Quién es Arturo Calle?

El empresario colombiano Arturo Calle nació el 13 de agosto de 1938 en el barrio Manrique de Medellín, mudándose más tarde con su familia a una finca a las afueras de la ciudad.

Arturo Calle, junto a sus padres y sus nueve hermanos, pasaría el tiempo estudiando y ayudando con las labores del campo. Su padre murió a temprana edad, lo cual hizo que en su adolescencia se dedicara al estudio y al apoyo de su madre con las tareas de la finca, para así sacar adelante a sus hermanos menores.

Entre sus labores cotidianas estaba la producción de frutas, hortalizas y flores. Todas las tardes, el chico se encargaba de comercializar los productos en la plaza de mercado de la ciudad, siendo allí donde empezó a destacarse por su destreza para las ventas.

Sin embargo, el joven Arturo sabía que podía hacer más; su éxito en las ventas se hizo eco en los demás productores de la ciudad, así que le solicitaron sus servicios como vendedor. Es allí donde la idea de crecer empezó a tomar más y más fuerza para él.

La historia de éxito de Arturo Calle

Tuvo su primer acercamiento con la industria textil como mecánico industrial en “Hilanderías Pepalfa”, una fábrica dedicada a la confección de medias.

Allí trabajó por dos años, ahorrando todo lo que podía para iniciar con su propio negocio. En 1965 abrió su primer local en el barrio San Victorino de la ciudad de Bogotá, llamado “La Camisita”. Tiempo después, inauguró un almacén más grande, llamado “El Dante”, en donde se vendían productos manufacturados por varios fabricantes.

Pasado tres años de haber inaugurado El Dante, decidió colocarle su nombre al local “Arturo Calle” e inició su éxito indiscutible. Al poco tiempo, compró un local 20 veces más grande que el que tenía, y esta práctica de comprar locales cada vez más grandes no ha parado.

Arturo Calle mostraba siempre preocupación por la calidad y el control de sus locales y lo que vendía. Es por eso que decidió cambiar su modelo de negocio y se asoció con las manufactureras más importantes e influyentes del país, para así poder garantizarles a sus clientes productos de calidad a buen precio.

En la actualidad, Arturo Calle es una empresa consolidada que tiene presencia y prestigio en Sudamérica y Centroamérica, lo que la convierte en el líder del sector textil en Colombia.

Por su parte, el empresario Arturo Calle sigue al pie de su compañía y no tiene pensado en jubilarse, ya que opina que aún tiene mucho que ofrecer y que “jubilarse sería igual a morir”. Para acceder a más contenido sobre marketing y emprendimiento, sigue leyendo nuestra revista: 786Magazine.com

Facebook: 786Magazine
Instagram: @786.Magazine
Twitter: @786_Marketing
LinkedIn: 786-magazine
Telegram: Magazine786