Una cosa indiscutible es que el modelo de franquicias en América Latina fue un concepto que tomó tiempo en establecerse en el continente. Sin embargo, hoy se puede afirmar que el sistema de franquicias en Latinoamérica está creciendo de manera indetenible.

Este tipo de negocio ha generado un gran impacto en la economía de América Latina, logrando en cierta manera incrementar la inversión en el territorio y bajar los niveles de desempleo.

Vamos a dar un breve repaso sobre cómo funciona el modelo de franquicias en la región y cómo se visualiza en un futuro no lejano.

¿Qué es el modelo de franquicias?

Cuando se habla de modelo de franquicias se hace referencia a aquel negocio en donde su propietario vende a un tercero los derechos para utilizar su marca, logo, identidad corporativa y, en definitiva, el propio modelo de negocio en sí por un tiempo determinado, a cambio de una cantidad de dinero establecida desde el principio de la negociación junto a unas condiciones fijas.

Cada franquicia posee características que las distingue y clasifica una de otras. Se pueden clasificar de la siguiente manera:

El modelo de franquicias en Latinoamérica

En América Latina, el concepto de franquicia tardó en consolidarse con respecto a Europa y los Estados Unidos. Sin embargo, es una realidad que abarca a muchos países en la actualidad.

No fue sino a mediados de la década de los 90, cuando este modelo de franquicia empezó a forjarse gracias a los cambios políticos, sociales y tecnológicos que se vinieron dando en toda la región, sirviendo de trampolín para establecer dicho sistema de negocio.

Vamos a conocer algunos datos de interés:

  1. En la actualidad, Latinoamérica se ha ido acoplando poco a poco a las franquicias, siendo los países que lideran la región Brasil, México, Argentina y Colombia, donde los dos primeros son los de mayor crecimiento. Hay que mencionar también a Perú, cuyo crecimiento ha sido aún mayor en los últimos años.
  2. El éxito del modelo de franquicia en Latinoamérica es que predominan las que son nacionales y no las internacionales. Así se puede evidenciar en Brasil, México y Argentina, que representan entre el 70% a 80% del sector.
  3. En los demás países de la región como Venezuela y Ecuador, el predominio de franquicias es de marcas internacionales, donde se estima una proporción aproximada entre 60-40 o 70-30, siendo las de mayor presencia las internacionales sobre las nacionales.
  4. Las franquicias en el área gastronómica representan el 30% del mercado total en Latinoamérica y son las de mayor éxito, seguidas por las de belleza, salud y fitness.

La implantación de las franquicias como modelo de negocio en los mercados latinos ha sido una gran estrategia para la economía de la región. En un futuro, muchas marcas seguirán cosechando reconocimiento fuera de las fronteras, y más con el crecimiento que están aportando los emprendedores. Para acceder a más contenido sobre marketing y emprendimiento, sigue leyendo nuestra revista: 786Magazine.com

 

 

Facebook: 786Magazine
Instagram: @786.Magazine
Twitter: @786_Marketing
LinkedIn: 786-magazine
Telegram: Magazine786