Hay bastantes tipos de publicidad, pero uno de los que más llaman la atención por el misterio que hay a su alrededor es la publicidad subliminal. A lo largo del tiempo, se han generado innumerables mitos y cuestionamientos éticos en torno a su práctica, así que, si quieres saber de una vez por todas qué es la publicidad subliminal, cómo funciona y además conocer algunos ejemplos, entonces llegaste al artículo correcto.

 

¿Qué es la publicidad subliminal?

 

La publicidad subliminal es el conjunto de prácticas de comunicación empleadas para diseñar un mensaje publicitario dirigido al subconsciente de la audiencia, por lo que pasa desapercibido para la mente consciente, pero sí es captado por la persona de manera inconsciente.

 

¿Cómo funciona la publicidad subliminal?

 

La publicidad subliminal funciona empleando conceptos o herramientas para que el mensaje sea ignorado por nuestro ser consciente, pero que, al mismo tiempo, sí lleguen a nuestro subconsciente. Estos son algunos métodos que hacen funcionar a la publicidad subliminal:

 

 

Verdades y mitos de la publicidad subliminal.

 

La ética de la publicidad ha sido cuestionada en el pasado, especialmente por quienes consideran que cumple una función manipuladora. Pero, también hay personas que la defienden, alegando que un mensaje bien intencionado y veraz es fundamental para dar a conocer un nuevo producto desconocido para quien lo necesita.

 

Cuando se trata específicamente de publicidad subliminal, los cuestionamientos van en otra dirección: primero en si realmente funciona o no, y, segundo, en cuán peligrosa puede llegar a ser. Sobre el primer punto, hay quienes creen que existe suficiente evidencia para afirmar que sí funciona. Sobre el segundo punto, hay detractores y defensores con argumentos tanto válidos como debatibles.

 

Los detractores:

 

La publicidad subliminal suele estar entre las prácticas más criticadas debido a que sus mensajes ocultos son difíciles de captar y, por lo tanto, podrían ser usados para hacer daño impunemente. Detectar los métodos usados para transmitir mensajes subliminales es tan complicado que también se dificulta su regulación y, a pesar de eso, está prohibida por ley en algunos países (como por ejemplo, España). La preocupación por los malos usos de la publicidad subliminal es real y no deben subestimarse los efectos negativos que puede causar.

Los detractores no solo critican el mensaje subliminal, sino a la práctica publicitaria en general. Muchos afirman que la única intención de la publicidad es persuadir a las personas para que compren productos que no necesitan solamente para que sus fabricantes puedan obtener más ganancias monetarias.

Utilizar la publicidad de esa manera ciertamente puede generar consecuencias negativas, muchas de las cuales están siendo muy comentadas en la actualidad, como desarrollar hábitos de consumo poco saludables o establecer una imagen corporal poco realista (por ejemplo, mujeres extremadamente esbeltas u hombres exageradamente musculosos).

 

Los defensores:

 

Hay personas que consideran que la publicidad subliminal es un recurso creativo que no tiene por qué ser percibido como algo negativo. Para ellas, los dilemas éticos no residen en este tipo de publicidad como tal, sino en quien la practica. Dicho de otra manera, son las personas quienes son malas, no la herramienta.

 

Por otro lado, un argumento que suele usarse más recientemente para defender a la publicidad subliminal es que una empresa o marca comercial no se arriesgaría a dañar su imagen usando esta práctica de manera negativa. La llamada “cultura de la cancelación” ha obligado a las empresas a ser mucho más cuidadosas con los mensajes que transmiten para evitar las situaciones polémicas o cuestionables que puedan arruinar su reputación y afectar negativamente sus ventas.

 

Finalmente, hay quienes opinan que los usos más dañinos de los mensajes subliminales no suelen venir de la publicidad, sino de la propaganda, especialmente cuando se trata de campañas políticas. Pero, la confusión que suele haber entre los términos “publicidad” y “propaganda”, los cuales mucha gente los usa como sinónimos cuando realmente no lo son, lo que provoca que las malas prácticas propagandísticas terminen salpicando a la publicidad.

 

La realidad es que se trata de un tema complejo y con muchos matices, por lo que no conviene verlo en blanco y negro, sino analizarlo en toda su amplitud.

 

Ejemplos de publicidad subliminal.

 

Ejemplo de relación Figura-Fondo:

La figura principal es la fotografía de los actores de una película, pero en el fondo se juega con el nombre de la revista, SFX Magazine, para sugerir la palabra “SEX”, que en español significa “Sexo”.

 

Publicidad subliminal ejemplo 1

 

Ejemplo de doble sentido:

Se muestra simplemente una imagen de una salchicha y una botella de salsa, pero la disposición gráfica de los elementos de la imagen sugiere algo diferente.

 

Publicidad subliminal ejemplo 2

 

Ejemplo de tecnología taquitoscópica:

Una imagen de la cadena de comida rápida, McDonald’s, se inserta en un anuncio publicitario de otra marca.

 

Fuente: Youtube (bgattegno)

 

¿Aprendiste algo sobre publicidad subliminal? Si te gustó este artículo y quieres acceder a más contenido similar, puedes hacerlo explorando nuestra revista digital mercadeomagazine.com o sumándote a nuestra comunidad en redes sociales, para enterarte cada vez que hagamos una nueva publicación:

 

Facebook: mercadeomagazine
Instagram: @786.Magazine
Twitter: mercadeomgz
LinkedIn: mercadeomagazine
Telegram: mercadeomagazine