Existen múltiples ejemplos de publicidad sostenible y ambientalista por todo el mundo, en los que se promueve el reciclaje, las energías renovables y el uso consciente de los recursos. Las personas están cada vez más preocupadas por la contaminación del medio ambiente y la accesibilidad de los recursos. Por eso, les están exigiendo a las empresas un cambio de rumbo hacia un camino más verde y eco-friendly.
Ante esta demanda, las compañías están cambiando sus procesos para elaborar productos menos contaminantes y promueven su nuevo enfoque ecológico a través de sus campañas publicitarias. Pero, ¿puede la industria de la publicidad ser ecológica? En este artículo, lo analizamos.

 

¿Puede ser sostenible la industria de la publicidad?

 

Las personas ya están notando la contradicción que existe cuando el mensaje publicitario es ambientalista, pero el medio utilizado para transmitirlo es contaminante. Inclusive, esa contradicción corre el riesgo de ser interpretada como hipócrita. Para no dar una mala impresión, las empresas vinculadas a la industria de la publicidad se están abriendo a adoptar nuevos métodos más conscientes con el medio ambiente, pero no es una tarea fácil.
¿Qué se necesita para que la publicidad sea sostenible? Lo primordial es cambiar sus procesos productivos y cadenas de suministro para adoptar prácticas más ecológicas. A continuación, te nombramos algunos de los cambios que podrían ayudar a esta industria a ser más verde en el futuro:

Entonces, ¿puede ser sostenible la industria de la publicidad? La respuesta es simple: sí puede serlo, aunque es un proceso complejo que requiere voluntad, tiempo y adaptación por parte de todos los involucrados.

Ventajas de lograr una publicidad sostenible

 

Aparte del impacto positivo que podría tener en el medio ambiente, la misma industria publicitaria podría beneficiarse de las prácticas ecológicas. Estas son algunas ventajas que se le podrían atribuir a la publicidad sostenible:

 

Ejemplos de publicidad sostenible

 

1. Bolsas reutilizables:

Uno de los ejemplos más comunes de publicidad sostenible son las bolsas reutilizables. En muchas tiendas y supermercados se está abriendo paso esta modalidad que tiene por finalidad reducir el uso de bolsas plásticas desechables. Estas bolsas reutilizables, aparte de promover buenas prácticas ambientalistas, se pueden aprovechar como medio de publicidad al igual que cualquier otra superficie.
En la siguiente imagen, podemos ver una iniciativa de la cadena de tiendas, Tesco. Se estima que hay alrededor de 14 millones de toneladas de micro plásticos en los mares, así que, para su mercado en Malasia, su campaña promueve el uso de bolsas reutilizables con el propósito de reducir la cantidad de desechos que terminan en los océanos. Estas bolsas tenían imágenes de animales marinos en peligro de extinción, un código de barras para que las personas disfrutaran de descuentos cada vez que reutilizaran las bolsas durante sus compras y el logotipo de la empresa con un mensaje ambientalista. Sin duda, una buena forma de hacerse publicidad con un producto reutilizable y al mismo tiempo contribuir con el medio ambiente.

 

2. Pancartas ecológicas:

Existen innovaciones pensadas de manera verde, entre ellas, nuevos materiales que pueden ser menos contaminantes o, inclusive, ayudar al medio ambiente. En la siguiente imagen, vemos un ejemplo de esto: se trata de una pancarta publicitaria de la marca Toyota realizada por la empresa de servicios publicitarios española Gran Pantalla de Publicidad Exterior. A simple vista, parece una pancarta normal, pero está impresa con un tratamiento Pureti Clean, una tecnología que, según afirman sus creadores: “convierte cualquier superficie autolimpiante y ecosostenible, que elimina proactivamente la acumulación de suciedad y biofilm, mejora la calidad del aire y elimina los olores orgánicos”.

Este es otro buen ejemplo de publicidad sostenible. La incorporación de materiales como este es un paso adelante en el camino de esta industria para convertirse en amigable con el medio ambiente.

3. Monitores publicitarios que purifican el aire:

Esta parece otra típica pantalla publicitaria instalada en una parada de transporte público. Sin embargo, mientras muestra publicidad a las personas que pasan por allí, está purificando el aire. Esta iniciativa es impulsada en España por Clear Channel y Urban Air Purifier, y está hecha con una tecnología capaz de eliminar del aire partículas y gases nocivos para la salud en un radio de 40 metros. ¡Imagínate si hubiese uno como este en cada kiosco o parada de autobús de la ciudad!

Si te gustó este artículo, sigue leyendo sobre publicidad y mercadeo en nuestra revista Mercadeo Magazine y síguenos en nuestras redes sociales:

 

Facebook: mercadeomagazine
Instagram: @786.Magazine
Twitter: mercadeomgz
LinkedIn: mercadeomagazine
Telegram: mercadeomagazine